Kenwood
Imprimir

Nuestra fortaleza estará en comprender al mexicano: LG

. Posted in Anteriores




LG presentó su nuevo smartphone G6, el que viene a borrar los negativos resultados de la versión anterior de esa gama.

LG presentó sus primeros teléfonos en México entre 2008 y 2009; por entonces, iba confiada por su tajada del negocio celular tras el inaudito hecho de haber quitado a Sony del liderazgo del mercado de televisores. Sus equipos eran deslizables o del tipo folder; con tecnología GSM y botones ergonómicos para enviar SMSs rápidamente y su recepción de voz, magnifica en calidad como para competir con la legendaria Nokia.
Todo en conjunto llevó a LG Electronics a posicionarse pronto entre las cinco marcas del mercado y a su negocio celular, a representar a la fecha el 45% de todo lo que la firma asiática vende en el país.

Para el 2016, la quinta generación de sus modelos “G” y con tecnología 4G LTE vio la luz, pero el panorama se opacó un tanto para LG, aun con que ese celular se encontraba entre los más modernos de todo el mercado por su tamaño, diseño, cámara, velocidad de procesador, memoria RAM y aún pese a tener el atributo de ser un teléfono con oferta modular por todos los dispositivos periféricos con los que podía combinarse para engrandecer la experiencia del usuario. La propuesta prosperó poco, pero dejó aprendizaje.
Ahora, LG tiene nuevo jefe que dirige la división celular; ha reconocido los tropiezos del G5 y los rezagos de su participación general en el mercado de teléfonos ante el avance de los competidores de siempre y las nuevas marcas. Y también ha advertido oportunidades que pueden aprovecharse con proyectos digitales de gobierno como el de e-México y otros público-privados de conectividad, como el proyecto de la Red Compartida del que hace unas semanas el Consorcio Altán ya plantó el primer fierro para las antenas.
La perspectiva económica también pinta mejor en 2017 y debería ser así para el G6, el nuevo smartphone estrella de LG que en el Mobile World Congress de Barcelona se llevó más de una docena de premios.

“Hemos advertido bien que nuestra fortaleza estará siempre en entender y cómo llegar a la idiosincrasia y capacidad de compra de nuestros usuarios mexicanos”, resume Ricardo Moreno, el recién nombrado vicepresidente de la división de comunicaciones móviles de LG Electronics México.
—¿Qué pudo haber ocurrido en 2016, que el modelo estrella de una gama que había venido siendo exitosa e insignia para LG, al parecer no dejó los resultados proyectados?
— Las expectativas de venta se fueron por arriba de lo estudiado. El concepto modular fue un ejercicio interesante que nos trajo experiencia como compañía. Era una propuesta complicada de explicar y difícil de comprender. Lo de la batería removible fue un acierto en su momento, no obstante, muchas tendencias de consumo apuntaban más hacia un producto de diseño; lo primero que atrae a un consumidor es un diseño y un producto modular no necesariamente es continuo en sus líneas o elegante y exquisito en su diseño y eso nos dejó aprendizaje para el G6, para redefinir el diseño y albergar una pantalla más grande en un teléfono pequeño. El producto es del mismo tamaño, pero tiene una pantalla más grande, que es más funcional para la mano y que tiene otras innovaciones. A pesar de que (el G5) fue un proyecto que no dejó los frutos esperados, nos dejó un aprendizaje para lo que nos estamos ahora enfrentando.
— Es de suponerse que los frutos con el G5 no fueron los esperados también por otros efectos, como los impactos al tipo de cambio que habrían repercutido en las ventas del modelo y de la compra de insumos. Los componentes ustedes los compran en dólares y venden en pesos el teléfono terminado. En un momento en que el tipo de cambio se disparó 8.5% en un solo día, el 9 de noviembre, ¿cómo sobrevivir a esos retos financieros y no perder más?
—Por supuesto que hubo impactos del tipo de cambio que repercutieron directamente en el precio de los componentes y aparte hubo mucha demanda de insumos. El negocio se compone básicamente de tres insumos básicos: pantallas, memorias y procesadores. Nosotros estamos en el intermedio, fabricamos y tenemos proveedores; tenemos suministro propio de pantallas y con terceros la llegada de memorias o procesadores. Lo que hicimos fue establecer relaciones de largo plazo para garantizar precios razonables de insumos y no repercutir en nuestros usuarios finales.
Fue una sorpresa lo del 9 de noviembre -elección presidencial en EU-, cuando el peso se depreció y hubo incertidumbre financiera, pero, afortunadamente, la nuevas líneas de teléfonos empiezan a salir en estos meses y hay más certidumbre cambiaria y es por eso que esos beneficios se los podemos trasladar a nuestros usuarios no incrementando los precios. Es nuestra promesa.
-En mayo del año pasado ustedes apuntaban a una meta de medio millón de unidades colocadas anualmente de ese modelo, del G5, pero éste fue un producto totalmente novedoso, que tenía que explicarse y que además sobrevino al mercado cuando se advertían momentos de coyuntura económica y otros factores externos… ¿Qué diferenciador tiene ahora este equipo que pueda resultar en mejores números para LG?
—Aquella vez, (con una oferta modular), estábamos haciendo una interacción con diferentes capacidades que la gente utiliza en su vida diaria. Ahora, lo que hemos hecho es innovar con un equipo de 5.7 pulgadas, un G6 con un cuerpo que es más ergonómico, que brinda la promesa de que tiene una pantalla más grande, intuitiva, fácil para la mano y que con un solo pulgar se puede llegar a cada extremo de la pantalla. Que es un equipo multitareas que no fallará por ese procesador -Qualcomm Snapdragon- y sus 4 Gigabytes en memoria RAM, que permitirán al usuario hacer actividades simultáneas. Es un nuevo aspecto, pero lo que necesita el consumidor. Por eso es nuestro flagship y por eso pensamos que será la competencia directa de aquellos otros equipos (Samsung, Apple, etc).
—Con base en estos datos técnicos, ¿puede entenderse que las cifras para el modelo insignia de la marca serán mejores este año, aún con que el peso se ha depreciado casi 5% general entre que presentaron el G5 y ahora que presentan el G6 y que el año pasado advertían ventas de medio millón de unidades?
—Tenemos (ahora) unas expectativas de ventas bien construidas. En cinco generaciones de los modelos G, hemos vendido diez veces más. Ahora los usuarios ya nos asocian con una marca de mucho valor, por eso la expectativa es vender 15,000 unidades por mes del G6, alrededor de 200,000 en un año y si eso se cumple, se apunta entonces a un crecimiento del 50% en nuestro segmento smartphone.
—En números de participación de mercado total, LG rozaba cerca del 20% y mientras que otras marcas apuestan a nichos y en lo que otras llegan al mercado, ¿a qué ha apostado esta marca en particular?
—La clave está en lo general. Y esto es porque en participación total, las ventas están en 30% en la gama alta, 50% en la gama media y 20% en la gama baja. La fortaleza viene ahora de la gama media, pero estaremos en todas, mientras esos mercados sean rentables. Nuestras intenciones es estar en todos los productos, mientras los segmentos sean rentables. Y esperamos que (con el G6) elevar nuestra participación de mercado en 2 puntos, del 15 al 17% del mercado total.
—Decía usted que cerca del 45% del negocio de LG Electronics viene del giro celular, 50% de la electrónica y 5% de otros segmentos. La responsabilidad que tiene entonces es muy grande, ¿cómo hacerle para subir esa cuota para su empresa y qué propondría también para elevar la penetración de los servicios móviles en México?
—Nosotros, por nuestra parte, hemos identificado oportunidades potenciales con la Red Compartida, como lo hicimos con el apagón analógico. Ampliamos portafolios y mejoramos precios en todas las gamas. Ahora bien, el problema es identificar esa disparidad socioeconómica y que existen poblaciones muy marginadas y para las que se debe llegar con esquemas que ofrezcan, por un lado, productos asequibles, y por el otro, servicios de calidad. Creo que esa es una posibilidad: distintos esquemas. Nosotros traemos este.
abr

Quien esta en línea

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea

Estadisticas de Visitantes

Visitantes
436
Artículos
1370
Enlaces web
6
Visitas del artículo
269390

Socios Andear

Nuestras Oficinas

Calle Encinas No. 4-C, Colonia San Marcos, Delegación Xochimilco, C.P. 16038, México D.F.

Teléfonos: 

01.55.5555.1919

Presidente:

Marco Antonio Parissi Osorio 

Coordinación:

Esperanza Paredes Valverde